Archive for the 'Diabetes' Category

De corazón … ¡Cuídate!

cuida tu corazon2

El corazón es el músculo que se encarga de bombear sangre, nutrientes y oxígeno al organismo, por lo que es muy importante tener en cuenta algunos consejos para cuidarlo:

  • No fumes: El tabaquismo afecta seriamente la función cardiaca.
  • Controla el colesterol: Ya que es el principal obstructor de arterias. Disminuye el consumo de comidas con mucha grasa y las carnes rojas.
  • Cuida tu presión arterial: Mídela una vez al año y vigila que no sobrepase de 140/90 mmHg (milímetros de mercurio).
  • Vigila los niveles de glucosa: La glucosa alta en sangre afecta la función cardiaca por lo que es necesario controlarla. Incrementa las verduras en tu alimentación y disminuye el consumo de refrescos y alimentos muy dulces.
  • Reduce la obesidad: El perímetro de la cintura es el mejor parámetro para determinar el riesgo cardiovascular. No debe ser mayor de 80 centímetros en mujeres y 90 en los hombres.
  • Realiza actividad física: Es muy importante hacer al menos media hora de ejercicio al día.
  • Procura no beber alcohol: Beber alcohol puede aumentar el nivel de grasas en sangre e incrementar la presión arterial.
  • Disminuye el estrés: El estrés aumenta el riesgo de sufrir ataques cardiacos.
  • Cuídate de la depresión: Cuando este problema es duradero, puede provocar problemas cardiovasculares.

 

Ayúdanos a informar a más personas, reenvía este artículo a tus conocidos y coméntalo. Acude a tu médico PrevenISSSTE para que te ayude a resolver tus dudas.

¡Vive más, vive bien!

A mi no me va a pasar. Cuida tu salud.

flor-deshojada
Cuando estamos sanos y contentos, nos sentimos invencibles, y la idea de vivir con una enfermedad nos resulta muy, muy distante. Sin embargo, todos tenemos posibilidades de padecer algo.
Hay factores genéticos que no podemos controlar, pero hay otros asociados con nuestro estilo de vida, que sí están en nuestras manos y más vale no confiarnos.
Estas son sólo algunas ideas que puedes poner en práctica para no dejar tu salud a la suerte.

Aliméntate saludablemente, incluye:
• Carbohidratos como pan integral, arroz, tortillas y pasta.
• Fibra, como frijoles y lentejas.
• Proteína baja en grasa, como el pollo (sin la piel) o pescado.
• Muchos vegetales, especialmente los de color verde como la lechuga, la espinaca y el apio.
• Una cantidad limitada de vegetales con almidón, como el maíz y las papas.
• Una cantidad limitada de grasas saludables (busca que la etiqueta diga grasas mono o poli-insaturadas).

Mantente activo.image015
• Juega fútbol con tus hijos o únete a un club de deportes.
• Júntate con un vecino para salir a caminar todos los días.
• Llama a tus amigos para ir a bailar o baila en tu casa.

Vigila tus valores.
• Pregúntale a tu médico: ¿Cuál es mi nivel de glucosa en sangre, mi presión arterial, mi colesterol y triglicéridos?
• Checa tu peso una vez al mes.

Estas medidas de autocuidado, te ayudarán a no confiarte demasiado y reducir así el riesgo de desarrollar diabetes y otras enfermedades crónico-degenerativas. Además la detección y atención oportuna, generan mayores probabilidades de tener una vida con calidad.
Recuerda, en algún momento muchas de las personas que ahora viven con diabetes, también pensaron que no les pasaría.
Actúa a tiempo, visita a tu médico PrevenISSSTE y platica con él sobre este tema.

Las claves para un peso saludable

topic_healthy_weight Si en todo momento tener un peso saludable es lo más recomendable, cuando se vive con diabetes esto se vuelve una necesidad apremiante.

Para alcanzar o mantener un peso saludable, se necesita tomar en cuenta lo siguiente:
• La pérdida de peso debe ser gradual con un plan personalizado.
• El programa debe contemplar una variedad de alimentos que puedan consumirse con moderación.
• Incluir en el plan, opciones para realizar actividad física.
• Analizar el programa y comentar las inquietudes con el médico y nutriólogo, que pueden brindarte mejor orientación.

artv_manzana_4908_320xUna vez contando con todo lo necesario, prepárate para conseguir un peso saludable integrando estos consejos:
• Proponte metas claras y razonables
• Recuerda realizar 3 comidas al día, ya que todas son igual de importantes. (El nutrióloga además puede recomendar las colaciones adecuadas)
• Invita a un amigo a unirse y participen juntos.
• Mantén un diario de alimentación y actividades para registrar tu progreso.
Éstas son sólo algunas recomendaciones, sin embargo, para obtener mejores resultados es necesario tomar en cuenta características personales (peso, edad, género, estilo de vida, niveles de glucosa) y llevar un plan de alimentación personalizado.

Te invitamos a hacer un cambio en tu vida. Ingresa a http://www.prevenissste.gob.mx y responde la Evaluación de Riesgos en Salud (ERES), además de las específicas de Diabetes y Conducta alimentaria para que puedas tener consejos personalizados según tus riesgos específicos de salud en estas áreas.
De esta manera podrás resolver algunas de tus dudas y continuar informándote y recibiendo tips personalizados para ayudarte a vivir con diabetes de la mejor manera con un mejor control de tu peso y nivel de glucosa.

Mantén tu diabetes bajo control

untitled
Para controlar la diabetes lo primero que debes hacer es conocerla. Estar bien informado, te da la posibilidad de tomar mejores decisiones.

Empieza por preguntar todas tus dudas a tu médico:
¿En qué consiste?
¿Cómo cambiará tu estilo de vida?
¿Cuáles son las opciones de tratamiento?
¿Qué puedes hacer para evitar complicaciones?

La clave del éxito en el control de la diabetes es ser cuidadoso contigo mismo. Es muy importante que te involucres de manera activa en el manejo de la enfermedad, adoptando conductas de autocuidado que tengan un impacto positivo en tu salud.

imagesCAM5W9PB

Recuerda tomar muy en cuenta todo lo que tenga que ver con tu tratamiento, alimentación, actividad física y manejo de estrés.
Vuélvete un experto en tu diabetes y mantenla controlada, para que tengas mayor calidad de vida.

Y para que sigas aprendiendo más sobre esta enfermedad, entra a http://www.prevenissste.gob.mx inicia sesión y busca el Módulo de Diabetes. Además te recomendamos responder además de la Evaluación de Riesgos en Salud (ERES), la Evaluación de Diabetes para recibir algunos consejos personalizados.

El PROCESO DE ACEPTACIÓN EN LOS PACIENTES QUE VIVEN CON DIABETES.

El diagnóstico de una enfermedad crónico-degenerativa como la diabetes, genera fases en las que se experimenta angustia y duelo, esto debido a la pérdida de la integridad física y psicológica.

En el momento del diagnóstico, la negación es la manifestación inicial más frecuente. Puedes pensar que el médico está equivocado, que necesitas más estudios o que nadie sabe lo que tienes; debes entender que este proceso debe llevar a la asimilación de tu nueva condición, ya que la negación permanente de la enfermedad impide aprender lo que hay que saber para mantenerla en control.

  • Para superar la fase de negación es recomendable: hablar con tu médico acerca del plan de cuidados a seguir y saber por qué es importante cada parte del plan. Asume que necesitas trazarte objetivos y que alcanzarlos necesitará tiempo y atención.

Junto a la negación, o poco tiempo después, puede presentarse rebeldía o ira, por la búsqueda de circunstancias o posibles culpables; son frecuentes las preguntas como: “¿Qué he hecho yo para merecer esto?” y “¿Por qué me ha tenido que pasar a mí?. En este período es cuando se pierde apego al tratamiento y se encuentran respuestas agresivas de los pacientes.

  • Cuanto mejor se comprende la ira, mejor se puede controlar. Empieza un “diario de la ira”. Anota cuando te enojes; ¿dónde estabas, con quién estabas, por qué y qué hizo que te enojaras? Una semana después léelo de principio a fin e intenta comprender tu ira. ¿Qué te hace enojar? Te corresponde decidir cómo vas a utilizar la energía de la ira. Intenta utilizarla de manera que te ayude.

Posteriormente, inicia una etapa en la que se busca negociar (consciente o inconscientemente), se busca la manera de evitar la enfermedad y se evalúa de forma arbitraria el manejo médico; a veces se utilizan diferentes fuentes de información como: médica, popular y experiencias ajenas o personales.

  • En la negociación, el paciente se puede apartar del tratamiento multidisciplinario que ofrecen los profesionales de la salud. Por lo que es importante que valores que el tiempo perdido en “productos milagro” puede disminuir tu calidad de vida y agravar tu estado físico, psicológico y tu entorno familiar.

La etapa de tristeza o depresión se observa en varias de las personas afectadas por una enfermedad crónico-degenerativa, aunque por lo general los pacientes manifiestan más sentimientos de tristeza que síntomas claros de depresión. Hay sentimiento de amenaza por la enfermedad, no sólo por el riesgo de complicaciones sino porque se ve diferente de los demás. La tristeza se relaciona principalmente con el sentimiento de pérdida de salud.

  • Recuerda que son normales los sentimientos de tristeza, lo que no es normal es que dure más de 3 semanas y que impidan realizar tus actividades cotidianas. Si esto sucede, es necesario buscar ayuda profesional para superar los sentimientos que pueden invalidarte más que la enfermedad en sí.

La última fase del proceso de duelo es la aceptación. En esta etapa se asumen las limitaciones que impone la enfermedad y se pondera el tratamiento. Hay una reorganización para seguir viviendo lo mejor posible.

  • Tienes que aceptar que vives con diabetes y que el control de la misma depende de ti. Tú eres quien decide qué, a qué hora y cuánto debes comer, cuánto ejercicio tienes que hacer y la forma de medir tu glucemia (niveles de azúcar en sangre).

Es necesario enfatizar que no todas las personas pasan por todas las fases, ni permanecen en ellas el mismo tiempo. Hay personas con actitud positiva que están en fase de aceptación en pocos días, mientras que otras no la alcanzan nunca.

Infórmate sobre tu condición, lee, haz preguntas, acércate a los módulos MIDE en las clínicas del ISSSTE o acude a clases de educación en diabetes, participa en grupos de apoyo. Tú tienes el control, recuerda que si estás bien, los que te rodean también van a estarlo.

Si no has ingresado a la página de PrevenISSSTE, hazlo ya. La Evaluación de riesgos en salud es una guía que puede ayudarte a que cambies hábitos y mejores tu calidad de vida.

¡Vive más, vive bien!

 

RECOMENDACIONES PARA PACIENTES QUE VIVEN CON DIABETES

Uno de los pilares más importantes para el control de los niveles de glucosa (azúcar) en sangre es la alimentación. Es frecuente que las personas que viven con diabetes experimenten “picos” (elevaciones) en estos niveles, lo cual provoca daños importantes a diferentes órganos del cuerpo. Pueden deberse a varios factores como: no respetar los tiempos de comida (realizar menos de tres comidas al día), mantener períodos de ayuno prolongados, o que los alimentos contengan gran cantidad de carbohidratos. A continuación te ofrecemos algunos consejos para evitar estos “picos”:

1. Realiza de 4 a 5 comidas pequeñas al día.

2. No excedas más de 4 horas entre cada comida.

3. Cada comida debe contener un alimento rico en proteínas, uno con carbohidratos altos en fibra y un alimento que contenga grasas de origen vegetal.

4. Prefiere carbohidratos altos en fibra (ya que disminuyen la velocidad de absorción de la glucosa y por lo tanto los “picos”) como:  avena y arroz o pan integral.

5.  Consume frutas y verduras como: brócoli, chayote, pepinos, nopales y las hojas verdes como espinacas, berros, lechuga.

6. Las mejores grasas son las de origen vegetal como aceitunas, aguacate, aceite de oliva (excelente para aderezar las verduras), semillas como la de girasol, nueces, almendras y cacahuates.

7. Los alimentos ricos en proteínas también contienen grasa, por eso debemos procurar consumir los que tengan poca, por ejemplo: las carnes blancas como el pollo, el pescado, atún y pavo; embutidos bajos en grasa (pavo o pollo); quesos blancos como panela, requesón o cottage, y yogur bajo en grasa (de preferencia natural).

Mantener controlados los niveles de glucosa previene las complicaciones que se presentan por vivir con diabetes descontrolada. Aquí te dejamos un ejemplo de un menú balanceado, pero si quieres tener un menú personalizado, entra a la página de PrevenISSSTE, regístrate, contesta tu Evaluación de Riesgos en Salud y ponte en contacto con nosotros.

¡Vive más, vive bien!

Dieta y Diabetes (Recomendaciones generales).

Una dieta saludable debe ser balanceada y ajustarse a tu estilo de vida. Si vives con diabetes y llevas una dieta que no se adecúa a tus necesidades, es posible que tu glucosa no se encuentre en niveles óptimos, por lo que hay que modificar hábitos y costumbres para mantener niveles adecuados de glucosa en la sangre.

Aproximadamente 80% de las personas con un diagnóstico reciente de diabetes son obesos; por lo tanto, se debe establecer un plan de alimentación con restricción calórica para llegar a un peso saludable y así evitar complicaciones.

Hay que recordar que las personas que viven con diabetes no necesitan una dieta diferente a la dieta familiar, pero sí deben tomar en cuenta recomendaciones generales dentro de su plan de alimentación:

1. Planea tus comidas de manera que contengan ingredientes saludables y no sólo lo que es más “fácil” o lo que encuentres en el refrigerador.
2. Usa un plato más pequeño, para que las porciones no sean tan grandes.
3. Mastica lenta y completamente, saboreando cada bocado.
4. Evita dulces, mermeladas y alimentos altos en azúcar, porque se absorben rápidamente y aumentan los niveles de glucosa en la sangre.
5. Procura no consumir embutidos (salchichas, jamón, chorizo, etc.), carnes grasas, manteca, margarina y otros alimentos con mucha grasa porque pueden dañar tus arterias y tu corazón.
6. Adereza tus ensaladas o alimentos con aceites vegetales como de oliva, girasol o ajonjolí, ya que carecen de colesterol y ácidos grasos esenciales. El consumo debe ser controlado por su alto valor calórico. Ingiérelos preferentemente crudos.
7. Modera el consumo de sal. Usa las hierbas y especias para condimentar.
8. Bebe abundantes líquidos, al menos 2 litros diarios, en forma de agua mineral o natural, sodas, caldos, bebidas sin azúcar e infusiones.

Consume o prefiere:

1. Alimentos con un contenido bajo en grasas, sal y azúcares, y ricos en fibra.
2. Lácteos descremados (leche, yogur y queso) en cantidades moderadas, ya que aportan lactosa (azúcar de la leche).
3. Huevo, hasta 3 unidades por semana, seleccionando preferentemente la clara, así evitas el aumento de colesterol.
4. Verduras de todo tipo y color, ya que aportan gran cantidad de vitaminas y minerales.
5. Carnes magras (con la menor grasa posible). Res, pollo y pescado, ya que son un excelente aporte de hierro y proteínas.
6. Frutas, distribuidas durante el día y en cantidades recomendadas por tu nutriólogo. Te aportan fructosa (azúcar de la fruta) y además son ricas en vitaminas, minerales y fibra.
7. Cereales y pan integrales, ya que aportan fibras y vitaminas del complejo B.

Para realizar estos cambios en la alimentación es muy importante que acudas o seas orientado por un especialista en nutrición, el cual establecerá el aporte calórico que necesitas y lo adecuará a las cantidades de cada uno de los grupos de alimentos en cada tiempo de comida.

En PrevenISSSTE cerca de ti podemos orientarte para que mejores tu alimentación. Visita nuestra página y ponte en contacto con nosotros. Cuanto antes empieces, mejor.

¡Vive Más, Vive Bien!

 


Calendario PrevenISSSTE

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: