Archivo para 30 noviembre 2013

Depresión, ¿Sabías qué… ?

imagesCAZADUMA

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud la depresión es generada por factores biológicos, psicológicos y ambientales.

La Secretaría de Salud refiere que entre el 12 y el 20% de la población de 18 a 65 años de edad (más de 10 millones de personas) padece o padecerá depresión en algún momento de su vida.

Los siguientes condiciones aumentan el riesgo de padecer depresión:

–      ser mujer,

–      tener entre 20 y 40 años,

–      haber vivido separación o divorcio,

–      contar con poco apoyo social,

–      contar con antecedente de familiares que hayan padecido depresión,

–      pérdida de uno de los padres u otra experiencia traumática a edad temprana y exposición a eventos estresantes a cualquier edad.

Si presentas alguno de estos antecedentes, busca apoyo, acude a tu Clínica de Medicina Familiar con el Médico PrevenISSSTE, te podrán orientar y resolver tus dudas.

Anuncios

Corazón bajo presión.

imagesCA4P2DQ8
El estrés es una respuesta natural del cuerpo, es un reflejo que nos pone alerta ante una situación de peligro y es necesario para la supervivencia. El estrés se manifiesta por tensión y si esta se prolonga puede afectar tu salud.
Una vida con tensiones constantes, ocasiona que nuestro cuerpo y sus órganos trabajen a un ritmo más acelerado causando un mayor desgaste y fatiga. El corazón, es uno de los órganos que más sufren de este tipo de excesos.
Bajo estrés, el cuerpo requiere más energía y oxígeno. El corazón realiza un gran esfuerzo para hacer que circule mayor cantidad de sangre aumentando la presión arterial, lo que puede ocasionar enfermedad cardiaca.
La enfermedad cardiaca, dependiendo de su severidad, reduce nuestra calidad de vida, repercutiendo en nuestro trabajo, nuestro entorno y desempeño en general; esta situación, puede provocarnos más estrés y continuar el desgaste, lo que puede ocasionar un infarto.

¿Cómo evitarlo?

Identificar las causas del estrés puede ser una manera de reducir el riesgo de enfermedad cardiaca. Hacer ejercicio y una dieta saludable son factores importantes para fortalecer el corazón.
En PrevenISSSTE cerca de ti, podemos orientarte para que descubras estos factores que pueden poner a tu corazón bajo presión. Decídete ya “vive más, vive bien”.

Aprende a controlar la hipertensión arterial.

imagesCARNL12DCerca de mil millones de personas en el mundo sufren de hipertensión. ¿Tú eres una de ellas? ¿Te gustaría saber qué alimentos te ayudan a prevenirla y/o controlarla?

El sodio es un mineral que el cuerpo utiliza para regular la presión arterial y el volumen sanguíneo, así como para el funcionamiento de los músculos y nervios.

El cloruro de sodio es lo que conocemos como sal, que se encuentra de forma natural en la mayoría de los alimentos en cantidad variable. Pero también la podemos encontrar adicionada en productos industrializados en otras formas, como glutamato monosódico, benzoato de sodio y bicarbonato de sodio, entre otras, las cuales son usadas como conservadores en muchos productos.

En este artículo te vamos a dar sugerencias para llevar una alimentación correcta que te ayude a prevenir y/o controlar la hipertensión arterial.

 

¿Qué alimentos podemos comer?:

Principalmente todos aquellos alimentos que sean naturales, por ejemplo:

• Frutas: De 2 a 3 porciones diarias, por ejemplo 1 naranja en gajos, 1 taza de papaya y 2 guayabas medianas.

• Verduras: Debemos consumir entre 2 y 3 tazas al día, ya sean crudas o cocidas.

• Carnes con poco contenido de grasa: Por ejemplo, 100 a 150 gr. de pescado, pollo sin piel o carne de res.

• Cereales y tubérculos: Puedes consumir tortillas de maíz, bolillo sin migajón, pan tostado o galletas Marías.

• Leguminosas: Consúmelas 1 o 2 veces por semana. Remójalas mínimo 2 hrs antes de cocerlas, evita utilizar sal, sustitúyela por hierbas de olor como epazote. Prefiere la preparación de frijoles de la olla en lugar de refritos.

• Leche y yogurt natural: La cantidad diaria no debe superar una taza.

Los quesos deben de preferirse bajos en sal y grasa (quesos frescos), la cantidad es aproximadamente de 40 gr.

Todos estos alimentos por su bajo contenido en sal, te ayudan a evitar que la presión arterial suba y en caso que ya padezcas hipertensión, te ayudan a mantenerla estable.

Procura evitar sal de mesa, frituras, refrescos, agua mineral, botanas saladas, jugos de fruta envasados, condimentos y salsas como salsa de soya y jugos de carne.

Te invitamos a que acudas al consultorio PrevenISSSTE cerca de ti, en la Clínica de Medicina Familiar que te corresponde para identificar tus necesidades de alimentación y que te puedan dar recomendaciones. Aquí tienes el ejemplo de un delicioso y saludable menú para un día:

tabla

 

 

Conoce más sobre la hipertensión.

imagesCAGXMGSI

La Hipertensión Arterial es la elevación de la presión por arriba del límite normal (120/80mm Hg) este diagnóstico es más frecuente en adultos mayores de 40 años aunque también puede afectar a niños y adolescentes.

Si no se controla la hipertensión arterial, afectará el funcionamiento del corazón, cerebro y riñones. Hay que recordar que la hipertensión es un factor de riesgo que aumenta el peligro de derrame cerebral.

Algunos factores de riesgo para padecerla son:

  • Obesidad,
  • consumo elevado de sal,
  • consumo de alcohol y tabaco,
  • falta de ejercicio 

Además si tienes antecedentes familiares de hipertensión arterial, deberás vigilar continuamente tus niveles de presión arterial.

Como prevenir la hipertensión arterial:

Si tienes 25 años o más, deberás vigilar periódicamente tu presión arterial, sobre todo si tus padres o abuelos han padecido hipertensión arterial.

• Procura mantener un peso adecuado para tu talla, mediante una dieta equilibrada, así evitarás el sobrepeso y la obesidad.

• Realiza actividad física ligera durante 30 minutos al día, por lo menos 3 veces a la semana, previa evaluación del médico.

• Disminuye el nivel de sal en la preparación de tu comida. De preferencia no consumas alimentos ahumados o salados y no utilice el salero de la mesa.

• No fumes y modera el consumo de bebidas alcohólicas.

Para conocer más de la hipertensión arterial, te invitamos a que acudas con tu médico PrevenISSSTE en tu Clínica de Medicina Familiar y le comentes todas tus dudas e inquietudes.

Todavía hay mucho por hacer.

¡Vive más, vive bien!

El arte del buen dormir.

imagesCATAMPHB

Todos nos vamos a dormir con la esperanza de descansar, reponernos y recobrar energía para un nuevo día, sin embargo, no siempre logramos conseguirlo. La higiene del sueño es algo que te ayuda a mejorar tu salud al mantener la mente y cuerpo descansados y fuertes. Del mismo modo que el hábito de cepillarse los dientes, es altamente recomendable implementar una rutina nocturna de hábitos saludables para mejorar tu descanso. Sigue estos consejos que te ayudarán a tener una noche de sueño reparador:
• Espera hasta que tengas sueño antes de ir a la cama. Si no tienes sueño en tu horario regular, trata de relajar el cuerpo y distraer tu mente leyendo o escuchando música suave.
• Consume una cena ligera.
• Evita ver programas de televisión que tengan alto contenido de acción.
• Puedes relajarte con un baño caliente.
• Si no estás dormido en 20 minutos levántate de la cama. Si no te puedes dormir después de 40 minutos, sal de tu habitación y encuentra otra cosa con que relajarte.
• Intenta levantarte a la misma hora cada día, incluso los fines de semana y días
festivos.
• Revisa tu cama, que el colchón tenga la consistencia que tú necesitas, esto significa que no sea muy duro ni muy blando.
• Generalmente se requiere de 6 a 8 horas para lograr un buen descanso. Evita las siestas. Si tienes que tomar una siesta, trata de que sólo sea de 20 minutos.
• Evita comer, ver televisión y hablar por teléfono en la cama.
• No consumas cafeína después de la comida (café y refrescos de cola).
• Evita ingerir bebidas alcohólicas y fumar en general. Recuerda que esto impide un sueño tranquilo.
• Realiza ejercicio regularmente, mejora la oxigenación del cuerpo, lo que te permite un descanso reparador,imagesCA8WZ8YT sin embargo, no lo hagas antes de ir a la cama.
• Intenta limpiar tu mente de preocupaciones, utiliza un cuaderno para anotar todos los pendientes del día y las actividades a realizar al día siguiente.
• Busca un ambiente tranquilo, que tu habitación se mantenga oscura y fresca.
Cada persona tiene su propia preferencia de medio ambiente para dormir.
Si te aseguras de llevar a cabo estas recomendaciones tendrás un sueño reparador y te sentirás descansado. Podrás realizar todas tus actividades con mayor facilidad y sin esfuerzo, ¡Inténtalo!
Para mayor información te invitamos a que visites a tu médico PrevenISSSTE en tu Clínica de Medicina Familiar.


Calendario PrevenISSSTE

noviembre 2013
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: