Archivo para 26 mayo 2014

El afecto y sus efectos en tu cuerpo

imagesB428SK63

El estado afectivo tiene efectos en el estado de ánimo, en el cuerpo y en la gente que te rodea.

La ansiedad y el estrés pueden provocar reacciones:

– físicas,

– emocionales y

– posibles conflictos en las relaciones interpersonales.

De igual manera las emociones agradables como la alegría, tienen consecuencias a nivel físico como:

– mayor energía,

– eleva el umbral de tolerancia al dolor e

– incrementa el ritmo cardíaco.

Al mismo tiempo, disminuye la contracción de un serie de músculos, reduciendo la tensión y el estrés. Socialmente, genera relaciones interpersonales más satisfactorias y saludables. Demuéstrate afecto.

Todas las emociones nos afectan de manera positiva o negativa generando efectos en nuestra vida. Cuidar tus emociones, es también cuidar tu cuerpo.

Te invitamos a platicar con nuestros médicos PrevenISSSTE en tu Clínica de Medicina Familiar para que te puedan orientar y buscar apoyo psicológico si lo necesitas.

Comparte la información con tus conocidos.

¡Vive más, vive bien!

Anuncios

De corazón … ¡Cuídate!

cuida tu corazon2

El corazón es el músculo que se encarga de bombear sangre, nutrientes y oxígeno al organismo, por lo que es muy importante tener en cuenta algunos consejos para cuidarlo:

  • No fumes: El tabaquismo afecta seriamente la función cardiaca.
  • Controla el colesterol: Ya que es el principal obstructor de arterias. Disminuye el consumo de comidas con mucha grasa y las carnes rojas.
  • Cuida tu presión arterial: Mídela una vez al año y vigila que no sobrepase de 140/90 mmHg (milímetros de mercurio).
  • Vigila los niveles de glucosa: La glucosa alta en sangre afecta la función cardiaca por lo que es necesario controlarla. Incrementa las verduras en tu alimentación y disminuye el consumo de refrescos y alimentos muy dulces.
  • Reduce la obesidad: El perímetro de la cintura es el mejor parámetro para determinar el riesgo cardiovascular. No debe ser mayor de 80 centímetros en mujeres y 90 en los hombres.
  • Realiza actividad física: Es muy importante hacer al menos media hora de ejercicio al día.
  • Procura no beber alcohol: Beber alcohol puede aumentar el nivel de grasas en sangre e incrementar la presión arterial.
  • Disminuye el estrés: El estrés aumenta el riesgo de sufrir ataques cardiacos.
  • Cuídate de la depresión: Cuando este problema es duradero, puede provocar problemas cardiovasculares.

 

Ayúdanos a informar a más personas, reenvía este artículo a tus conocidos y coméntalo. Acude a tu médico PrevenISSSTE para que te ayude a resolver tus dudas.

¡Vive más, vive bien!

Alternativas para una alimentación más saludable (2)

imagesTVT65L5K

En esta segunda parte te ofrecemos algunas nuevas opciones de comidas saludables y consejos para que puedes integrarlos a tu recetario.

  • Para una comida saludable:En una tortilla de harina coloca una rebanada de pechuga de pavo, una de queso panela, jitomate, lechuga y aguacate. Enrolla la tortilla, haz un corte diagonal y disfrútalo.
  • Para acompañar tus alimentos principales:Pica un jitomate, cilantro, un poco de cebolla morada y lechuga. Revuélvelos bien y sirve. Puedes agregar chiles jalapeños picados y un toque de vinagre balsámico encima.
  • Dale un giro delicioso a tus ensaladas,¡Agrégale frutas! Con base de lechuga o espinaca, combina espinaca, fresa, kiwi, queso panela y un toque de ajonjolí.

     

    La ventaja de estas recetas es que además de ofrecerte alternativas  saludables, son fáciles de preparar y por lo tanto no requieren de mucho tiempo para su elaboración. Pronto continuamos con más opciones que puedas disfrutar.

    ¡Vive más, vive bien!

“Con ejercicio y dieta puedo controlar mi hipertensión sin necesidad de tomar medicamentos” Mito o realidad.

images has
Los hábitos saludables son necesarios para mantener los niveles de presión arterial adecuados.
Para conservar las cifras de tu presión arterial en parámetros normales, es necesario entre otras cosas, llevar una alimentación balanceada, baja en sal y en calorías, así como hacer ejercicio aeróbico ligero: caminata, bicicleta o trote suave sobre todo si sufres sobrepeso.

A continuación te detallamos algunos puntos importantes para fomentar un estilo de vida saludable y tomar el control de tu presión arterial:

– Pérdida y mantenimiento de peso
El sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de hipertensión. La pérdida de peso es la medida más efectiva para empezar a disminuir la presión, incluso con la reducción del primer par de kilogramos se puede observar un impacto positivo.

– Mantener una alimentación saludable y balanceada.
Disminuir el consumo de grasas, principalmente de origen animal, y carnes rojas y aumentar el consumo de frutas y vegetales ayuda a mantener una presión saludable. Así aumentarás la cantidad de fibra que ingieres, lo cual ayuda además a conservar los niveles de colesterol y triglicéridos en rangos adecuados.

– Reducir el consumo de sal.
El exceso de sal que añadimos a los alimentos favorece que la presión se eleve porque retiene líquidos. Al preparar los alimentos evita agregar sal, utiliza condimentos y algunas especies para darles sabor o cocínalos al vapor o a la plancha. No pongas el salero en la mesa y evita los embutidos, ahumados, y conservadores. Lo ideal es consumir menos de ¼ de cucharadita de sal al día.

– Hacer ejercicio.
Realizar ejercicio aeróbico (cardiovascular) regular como caminar a un paso constante al menos 30 min diarios, nadar o andar en bicicleta logra disminuir la presión arterial, mejorar tu estado físico, proteger tu corazón y mantener tu peso.

– Evitar el estrés.
El estrés excesivo puede producir picos e incrementos del nivel de tensión arterial que podrían llegar a ser peligrosos. Intenta evitar en medida de lo posible el estrés y dedícale tiempo a realizar actividades que te relajen, por ejemplo hacer ejercicio, leer o practicar yoga.

– Evitar o reducir el consumo de alcohol.
Las personas que consumen alcohol en exceso presentan una presión más alta y hace más difícil el control de la presión si alguien ya está en tratamiento. Así es que al disminuir el consumo o evitarlo también la presión disminuye en pocos días.

– Limitar el café.
El café también provoca que se eleve un poco la presión generalmente por períodos cortos por eso es importante evitar beberlo en exceso y limitar la cantidad de tazas al día a no más de tres.

– Dejar de fumar.
Fumar es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular y provoca aumento de la presión que es pasajero pero a la larga el daño que sufren las venas y arterias se acumula provocando elevación en la presión y el difícil control.

Si los niveles de presión son muy elevados o no responden bien a las medidas tomadas y al cambio de hábitos es necesario incluir medicamentos antihipertensivos en el tratamiento. Lo más importante es individualizar el tratamiento y mantener un seguimiento y monitoreo.

Evita la automedicación o la suspensión de medicamentos sin la supervisión de tu médico.

Ayúdanos a informar a más personas.

¡Vive más, vive bien!

 


Calendario PrevenISSSTE

mayo 2014
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: