Archivo para 31 mayo 2012

31 de mayo. Día mundial sin tabaco

31 de mayo. Día mundial sin tabaco

 

Desde 1987 la OMS instituyó que cada 31 de mayo se celebraría el Día mundial sin tabaco. Con la idea de que eventualmente este hábito sea erradicado completamente, junto a los problemas de salud pública que genera.

Por esta ocasión en el blog de PrevenISSSTE decidimos hacer una entrada de imágenes relacionadas a algunas campañas que se han hecho alrededor del mundo para informar al público de las consecuencias del tabaquismo, esperando que las compartan en sus redes sociales para ayudar a difundir la importancia de no fumar.

Si quieren tener información específica sobre tabaquismo, pueden ingresar al módulo de abuso de sustancias de PrevenISSSTE cerca de ti.

¡Feliz día sin tabaco!

 

¿Cuáles son los motivos por los que una persona tiene problemas con su manera de beber?

 

Las causas que llevan a una persona a desarrollar problemas con su manera de beber, son el resultado de una mezcla de factores que afectan al individuo. Es por esta razón que el tratamiento tiene que ser multidisciplinario; debe ser atacado desde diferentes ángulos y por un equipo multidisciplinario para que se tenga éxito y la persona deje de beber.

Los factores que llevan al abuso de bebidas alcohólicas  se agrupan en 3 grandes grupos: individuales, familiares y sociales.

Factores individuales

  • Baja autoestima: Una persona que tiene un autoconcepto devaluado y/o dificultades para socializar, puede encontrar en el consumo de alcohol una manera de desinhibirse. Desafortunadamente, este fenómeno puede hacer que la persona consuma alcohol en exceso.
  • Baja percepción del riesgo: A pesar de que existe una gran cantidad de evidencia contundente sobre los daños que produce el consumo de alcohol, algunas personas consideran que no están en riesgo e incluso justifican su consumo con frases como: “eso no me va a pasar”, “yo lo dejo cuando quiera”, “yo controlo mi manera de beber”.
  • Depresión: Los trastornos del ánimo como la depresión “aparentemente” se alivian con el consumo de alcohol. Incluso existen frases o dichos populares que intentan justificar el consumo en este tipo de situaciones, como “ahogar las penas” o “beber para olvidar”. Es necesario especificar que el alcohol no es ninguna solución a este tipo de problemas.
  • Ansiedad: Las personas con problemas para manejar el estrés o que tienen algún trastorno por ansiedad, pueden experimentar una aparente mejoría al beber alcohol. Es necesario explicarle a estas personas que esto sucede por las propiedades químicas de la sustancia, pero no resuelve los problemas que generan el estrés o la ansiedad.

 

Factores familiares

 

  • Abuso o dependencia en la familia: Cuando en las familias se consume alcohol en exceso, es mucho más probable que este patrón de consumo se presente en sus miembros y en las personas con las que conviven de cerca.
  • Relaciones familiares violentas: Tanto la violencia como la falta de límites claros y reglas favorecen que se abuse del alcohol, especialmente en las personas jóvenes y en quienes son víctimas de la violencia.

Factores sociales

 

  • Disponibilidad de la sustancia: El alcohol es una droga legal que está disponible fácilmente y prácticamente a cualquier hora. Es muy importante entender que aunque no se puede proteger completamente a las personas de la exposición al alcohol, sí se les puede educar para que aprendan a decir “no”.
  • Fomento del consumo y el abuso: En la sociedad se considera el consumo de alcohol como algo deseable e incluso en fiestas y reuniones se fomenta el abuso. Al estar conscientes de esta situación, podemos orientar a nuestros familiares para que no consuman alcohol o eviten el abuso.
  • Presión social: Las personas con las que convivimos cotidianamente en muchas ocasiones nos presionan para que bebamos alcohol, aunque nos neguemos. Al ceder ante esta presión, es posible que se beba en exceso.

 

El problema del abuso puede llevar a distintos problemas, principalmente de salud, pero también familiares, legales, accidentes y daños físicos a otras personas, así como los autoinflingidos. Por esta razón es necesario tomar medidas para evitar que se llegue al punto de necesitar ayuda. En PrevenISSSTE podemos ayudarte, acércate a nosotros.

 

¡Vive más, vive bien!

 

 

El tabaquismo es un hábito que reduce tu expectativa de vida.

Por la gran cantidad de sustancias tóxicas que contiene.

Provoca severos daños al corazón.

Enfermedades y cáncer pulmonar.

También provoca cáncer en boca y labios.

Y termina consumiendo todo tu organismo.

Fumar es un juego que nunca vas a ganar y que siempre afecta a los tuyos.

¿Hasta cuando vas a detenerte?

Recuerda:

¡Vive más, vive bien!

El plato del Bien Comer (Día Mundial de la Nutrición)

Imagen

El Plato del Buen Comer, una guía de alimentación para México, es un gráfico donde se representan y resumen los criterios generales que unifican y dan congruencia a la orientación alimentaria, dirigida a brindar a la población opciones prácticas, con respaldo científico, para la integración de una alimentación correcta que se adecúe a sus necesidades y posibilidades.

Las estadísticas de salud en nuestro país muestran una tendencia cada vez mayor al desarrollo de problemas tanto de desnutrición como de sobrepeso y obesidad en todas las etapas de la vida de muchas personas, por ello, diferentes instituciones privadas y públicas dedicadas a la promoción de la salud se reunieron en un comité para discutir y proponer consensos en materia de orientación alimentaria a nivel nacional. Como resultado de los trabajos de este comité, se emitió un proyecto de Norma Oficial Mexicana (Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY NOM-SSA2-043-1999), en el que se describen los aspectos que deben considerarse siempre que se brinde información de alimentación y nutrición a la población mexicana. El principal objetivo de El Plato del Buen Comer es servir como ayuda visual en las actividades de orientación alimentaria en las que es necesario y útil ilustrar la agrupación de los alimentos. Para explicar a la población cómo conformar una dieta completa y equilibrada, y lograr una alimentación saludable, es necesario fomentar la combinación y la variación de alimentos. Uno de los mensajes centrales que esta guía alimentaria recomienda y promueve es que, en cada comida, se incluya por lo menos un alimento de cada uno de los tres grupos y, de una comida a otra o por lo menos de un día a otro, se cambien y alternen los alimentos utilizados de cada grupo.

¡Vive más vive bien!

 

¿Qué es la Enfermedad Vascular Cerebral?

Un Evento Vascular Cerebral (EVC) es una alteración neurológica que puede ocurrir cuando una arteria se obstruye, produciendo interrupción o pérdida repentina del flujo sanguíneo al cerebro, o bien, puede ser el resultado de la ruptura de un vaso, dando lugar a un derrame. Su aparición es brusca.

Factores de riesgo:

* Obesidad

* Hipertensión arterial

* Tabaquismo

* Alcoholismo

* Diabetes mellitus

* Síndrome metabólico

* Enfermedad cardíaca

Según la Asociación Americana de Evento Vascular Cerebral (American Stroke Association), los signos de alarma para la identificación de esta enfermedad son:

* Adormecimiento o debilidad súbita o aguda de la cara, brazo o pierna, especialmente si se presentan en conjunto y son del mismo lado del cuerpo

* Confusión súbita, problemas para emitir lenguaje o comprender las cosas que se nos preguntan

* Problemas súbitos o agudos de la vista presentes en uno o ambos ojos

* Problemas súbitos o agudos al caminar, de mareo o pérdida de coordinación y balance

* Dolor de cabeza súbito o agudo de gran intensidad, sin causa aparente

El mejor tratamiento de cualquier enfermedad es la prevención. En el caso de la enfermedad cerebral vascular, la prevención de la misma se basa en el manejo apropiado de los factores de riesgo:

* Mantener el peso dentro de los límites normales

* Adecuado control de la presión arterial, siguiendo las recomendaciones del médico

* Evitar alimentos ricos en colesterol

* No fumar

* No consumir alcohol en exceso

* Hacer ejercicio regularmente

* Evitar el uso de pastillas anticonceptivas si tiene más de 30 años de edad

* Tratar de evitar el estrés

* Los diabéticos deben cuidar los niveles de glucosa, siguiendo el tratamiento que haya indicado el médico

Cuidarte es bueno no sólo para ti, también para los que te rodean.

 

¡Vive más, vive bien!

 

La importancia de la familia en la salud.

La familia es una institución social fundamental, que une a las personas vinculadas por nacimiento, por parentesco o por elección en un hogar o una unidad doméstica.

 A pesar de que todo individuo cuando crece se va integrando a nuevas organizaciones, a lo largo de la vida por lo general pertenece a una familia, apartándose de la original, a veces, para formar otra. La familia constituye entonces una imagen y un ejercicio permanentes en la vida humana que se caracteriza por sus relaciones de intimidad, solidaridad y duración y es por lo tanto, un agente estabilizador.

La unidad familiar es la estructura social donde se establecen los comportamientos básicos que determinan la condición de salud de las personas, el riesgo de enfermar y las conductas a seguir con respecto a las enfermedades. La familia tiene un papel central para la supervivencia infantil, el crecimiento y desarrollo durante la niñez y adolescencia y la práctica de hábitos de vida saludables en la juventud, la vida adulta y la tercera edad.

Esto no solamente por la transmisión de pautas culturales sino porque el proceso que se inicia con la definición de enfermedad hasta su curación está lleno de decisiones sociales que toma el grupo familiar, acuda o no a las instituciones de salud. Algunas de estas decisiones se relacionan con la percepción de una alteración de la normalidad como enfermedad, la validación preliminar del papel del enfermo, los pasos iníciales para buscar consejo o ayuda, la determinación de cuándo y a quién acudir y el cumplimiento de las indicaciones recibidas. Así, la adhesión a los tratamientos está fuertemente determinada por normas y actitudes de la familia.

Las normas culturales, las condiciones socioeconómicas y la educación son los principales factores que repercuten significativamente en el acceso a la salud y en las actitudes saludables de las familias.

La salud de la familia va más allá de las condiciones físicas y mentales de sus miembros; brinda un entorno social para el desarrollo natural y la realización personal de todos los que forman parte de ella.

 

¡Vive más vive bien!

Las calorías y el alcohol.

El alcohol proviene de la fermentación de azúcares y tiene 7 calorías por gramo, sin embargo, estas calorías se consideran calorías “vacías”, debido a que no aportan nutrientes como vitaminas y minerales.

Si  mezclamos cualquier bebida alcohólica con refrescos o  jugos de frutas, aportarán calorías adicionales.

Aproximadamente el contenido de alcohol en las bebidas varía desde 3% hasta el 40%. La cerveza está entre el 3% y el 8%, los licores como ron, whiskey o coñac son los que contienen mayor cantidad, hasta el 40%. Los vinos blancos tienen en promedio 12% y  los vinos rojos alrededor del 14%.

Para calcular la cantidad de calorías que contiene una bebida alcohólica se aplica la siguiente fórmula:

  • Gramos de etanol = (G° x mL x 0,80) / 100

Ejemplo:

Coctel con jugo de piña: 1.5 onzas (45 mL) de vodka con 40% de alcohol y 180 mL de jugo de piña.

  • Gramos de etanol = (40 x 45 x 0.80) / 100
  • Gramos de etanol =  14.4

Este resultado se multiplica por 7, ya que son las calorías que contiene cada gramo de etanol.

14. 4 x 7 = 100 calorías de vodka más el jugo de piña.

100 calorías de vodka más 120 de jugo = 220 calorías.

Si en una noche nos tomamos 4 cocteles, la cantidad de calorías que consumimos son 880.

Como puedes ver, el consumo de bebidas alcohólicas también está ligado a problemas de sobrepeso y obesidad, además de los que hemos mencionado anteriormente en este blog.

¿Cuales son los motivos por los que una persona tiene problemas con su manera de beber?

Las causas que llevan a una persona a desarrollar problemas con su manera de beber son el resultado de una mezcla de factores que afectan al individuo. Es por esta razón que el tratamiento tiene que ser multidisciplinario; debe ser atacado desde diferentes ángulos y por un equipo multidisciplinario para que se tenga éxito y la persona deje de beber.

Los factores que llevan al abuso de bebidas alcohólicas se agrupan en tres grandes grupos: individuales, familiares y sociales.

 Factores individuales

  • Baja autoestima: Una persona que tiene un autoconcepto devaluado y/o dificultades para socializar puede encontrar en el consumo de alcohol una manera de desinhibirse. Desafortunadamente, este fenómeno puede hacer que la persona consuma alcohol en exceso
  • Baja percepción del riesgo: A pesar de que existe una gran cantidad de evidencia contundente sobre los daños que produce el consumo de alcohol, algunas personas consideran que no están en riesgo e incluso justifican su consumo con frases como: “Eso no me va a pasar”, “Yo lo dejo cuando quiera”, “Yo controlo mi manera de beber”
  • Depresión: Los trastornos del ánimo como la depresión aparentemente se alivian con el consumo de alcohol. Incluso existen frases o dichos populares que intentan justificar el consumo en este tipo de situaciones, como “ahogar las penas” o “beber para olvidar”. Es necesario especificar que el alcohol no es ninguna solución a este tipo de problemas
  • Ansiedad: Las personas con problemas para manejar el estrés o que tienen algún trastorno por ansiedad pueden experimentar una aparente mejoría al beber alcohol. Es necesario explicarle a estas personas que esto sucede por las propiedades químicas de la sustancia, pero no resuelve los problemas que generan el estrés o la ansiedad

 

 Factores familiares

  • Abuso o dependencia en la familia: Cuando en las familias se consume alcohol en exceso, es mucho más probable que este patrón de consumo se presente en sus miembros y en las personas con las que conviven de cerca
  • Relaciones familiares violentas: Tanto la violencia como la falta de límites claros y reglas favorecen que se abuse del alcohol, especialmente en las personas jóvenes y en quienes son víctimas de la violencia

 Factores sociales y culturales

  • Disponibilidad de la sustancia: El alcohol es una droga legal que está disponible fácil y prácticamente a cualquier hora. Es muy importante entender que aunque no se puede proteger completamente a las personas de la exposición al alcohol, sí se les puede educar para que aprendan a decir “NO”
  • Fomento del consumo y el abuso: En la sociedad se considera al consumo de alcohol como algo deseable e incluso en fiestas y reuniones se fomenta. Al estar conscientes de esta situación, podemos orientar a nuestros familiares para que no consuman alcohol o eviten el abuso
  • Presión social: Las personas con las que convivimos cotidianamente en muchas ocasiones nos presionan para que bebamos alcohol, aunque nos neguemos. Al ceder ante esta presión, es posible que se beba en exceso

El problema del abuso puede llevar a distintos conflictos, principalmente de salud, pero también familiares, legales, accidentes y daños físicos a otras personas, así como los autoinflingidos. Por esta razón es necesario tomar medidas para evitar llegar al punto de necesitar ayuda. En PrevenISSSTE podemos ayudarte, acércate a nosotros.

¡Vive más, vive bien!

 

Salud emocional y alcoholismo.

Muchas veces, asociamos el consumo de alcohol a problemas de salud como desnutrición, cirrosis hepática o problemas relacionados a accidentes, agresiones o lesiones. Pero su consumo prolongado puede llevar a alteraciones no sólo de la  función corporal sino también de la conducta, causando trastornos psiquiátricos como ansiedad y depresión. Estar bajo el influjo del alcohol puede conducir a experiencias desagradables, no deseadas o estresantes que inducen síntomas depresivos, mientras que otras pueden generar ansiedad.

También se sabe que algunas personas consumen alcohol para aliviar algunos síntomas de ansiedad, estrés, depresión, insomnio, apatía y aislamiento social. Esta situación, muchas veces, lo único que provoca es potencializar la sintomatología psicológica y es probable que la empeore.

La relación entre el consumo intenso de alcohol y las alteraciones emocionales se produce de diversas maneras:

  1. El alcoholismo y el trastorno psiquiátrico pueden ser simultáneos o sucesivos, y su asociación se puede dar por coincidencia.
  2. El alcoholismo puede ser la causa, o bien aumentar la gravedad, de determinadas alteraciones emocionales.
  3. Las alteraciones emocionales pueden ser la causa, o bien aumentar la gravedad, del alcoholismo.
  4. Tanto el alcoholismo como las alteraciones emocionales pueden ser la consecuencia de una tercera condición, por ejemplo: la muerte de un ser querido, una separación o una pérdida en general.
  5. Tanto el consumo excesivo como la abstinencia de alcohol pueden inducir síntomas muy parecidos a los de un trastorno psiquiátrico independiente, es decir que son inducidos por intoxicación o por abstinencia del alcohol.

Como hemos visto, el consumo de alcohol puede ser inducido o inducir a nuevos síntomas psiquiátricos; igualmente, puede exacerbar síntomas psiquiátricos independientes, sobre todo referentes a la ansiedad y la depresión. Sin embargo, estos síntomas pueden detenerse o disminuir paulatinamente si se logra la disminución o la abstención total del alcohol, ya que muchas veces, no se trata de trastornos psiquiátricos independientes.

Por lo que, si tienes algún problema emocional, te recomendamos evitar el consumo de bebidas alcohólicas, ya que puede empeorar la situación. Mejor acércate a a tu médico familiar y juntos pueden decidir el mejor manejo de tu ansiedad, y si lo requieres, te canalizará para que recibas ayuda psicológica.

¡Vive más, vive bien!

 


Calendario PrevenISSSTE

mayo 2012
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: