Archivo para 30 junio 2012

Tratamientos para el Cáncer de Mama.

 

Actualmente, tanto los métodos diagnósticos como los tratamientos para el cáncer de mama han avanzado notablemente, como ya vimos, el diagnóstico se puede hacer en etapas mucho más tempranas de la enfermedad; por lo tanto, los tratamientos varían de acuerdo al tipo y estado en el que se diagnostica, edad del paciente, antecedentesyestado de salud general.

Los tratamientos estándar actualmente utilizados son: Cirugía (tumorectomía o mastectomía), terapia hormonal, quimioterapia y radioterapia.

Con respecto al tratamiento por cirugía existen diferentes métodos, los cuales son la tumorectomía, la cual consiste en quitar únicamente el tumor y ganglios afectados y una pequeña parte de tejido sano alrededor del mismo. La mastectomía, la cual consiste en extirpar toda la mama que contiene cáncer. La mastectomía radical, consiste en extirpar toda la mama con cáncer, así como ganglios linfáticos anexos y músculos de la pared del pecho.

La quimioterapia es la administración de medicamentos, los cuales tienen un efecto que inhibe el crecimiento de células cancerígenas nuevas, así como para la destrucción de las mismas. Estos medicamentos pueden ser administrados, tanto por vía oral como por vía intravenosa o directamente en la zona afectada. La radioterapia usa Rayos X, los cuales son directamente dirigidos a la zona afectada, con el fin de destruir las células cancerígenas. Esta radiación puede ser enviada desde fuera del cuerpo como desde el interior, por medio de máquinas especializadas.

La terapia hormonal consiste en la administración de medicamentos que estimulan o inhiben la producción de hormonas o incluso la administración directa de éstas, ya que como vimos antes, algunos tipos de cáncer dependen de ciertas hormonas para su crecimiento.

Si padeces cáncer de mama, es importante que acudas con tu médico para que te explique cuál es el mejor tratamiento que puedes tener e iniciarlo lo antes posible. De esto depende tu completa recuperación.

¡Vive más, vive bien!

Algunos signos de cáncer de mama.

Lazo Rosa humano. Los Cabos, México, 2010.

El síntoma más común del cáncer de mama es una protuberancia o masa que generalmente no es dolorosa y con bordes irregulares. Aunque algunas veces son masas dolorosas y regulares; por esta razón, es muy importante realizar una autoexploración de mama minuciosa y frecuentemente. En caso de identificar alguna masa o algún cambio en la mama por mínimo que parezca, acude con un médico para hacer un diagnóstico oportuno.

Algunos de los signos sospechosos de cáncer de mama:

  • Bulto palpable y de bordes no definidos
  • Hundimientos o cambios de dirección del pezón
  • Retracción de la piel
  •  Engrosamiento de zonas de la piel (piel de naranja)
  • Enrojecimiento o calor de zonas específicas del seno
  • Úlceras en el seno sin motivo aparente
  • Secreción no determinada por el pezón
  • Aparición de venas o red venosa superficial

Estos son los signos y síntomas más comunes de la aparición de una masa tumoral que puede ser cancerígena. Recuerda que si detectas alguno, debes acudir inmediatamente a tu unidad médica para que seas valorada y se pueda actuar a tiempo.

¡Vive más, vive bien!

La familia del paciente con Cáncer de Mama.

Quizás has conocido a alguien que padeció cáncer y probablemente notaste que también afecta a la familia. Pero cuando una de las personas afectadas eres tú, la enfermedad adquiere un nuevo significado, se convierte en algo personal. Al ser tú una persona cercana al enfermo, puedes contribuir a la mejora significativa en su calidad de vida, brindándole tu apoyo emocional.

¿Cómo hacer esto?

Es importante mencionar que en la actualidad el cáncer se ha vuelto una enfermedad crónica debido al avance en tecnología de fármacos y tratamientos, por lo que la esperanza de vida ha aumentado considerablemente; siendo así que el mayor reto se presenta en la adaptación al cambio en el estilo de vida.

Desde el punto de vista médico, la adaptación se refiere a los pensamientos y comportamientos específicos que una persona utiliza para desenvolverse en un medio y circunstancia dada, a través del tiempo. Es decir, la familia y amigos deben ayudar al paciente a readaptarse a su rutina diaria, en la medida de lo posible y de acuerdo a la condición física, psicológica, social, sexual y hasta profesional del paciente.

Para ello, lo primero que se debe hacer, es informarse sobre el estado actual del paciente y los tratamientos que tendrá que seguir, así como resolver las dudas que se tengan. En otras palabras, construir una alianza entre médico-paciente-familia en base a la comunicación.

Un segundo paso a seguir, es acercarse a un especialista en la salud mental, ya que éste podrá brindar apoyo tanto al paciente como a la familia, ayuda en la comprensión del porqué y del impacto de la enfermedad.

Por último, recordemos que la persona enferma sigue siendo la misma persona de antes, que conoces y aprecias, lo cual no le hace incapaz de tomar decisiones, no comprometas su independencia, pregúntale hasta dónde y cuándo necesita la ayuda.

¡Vive más, vive bien!

 

Consejos de alimentación durante el tratamiento del Cáncer de Mama.

Cuando el paciente se encuentra en tratamiento contra el cáncer de mama, ya sea cirugía, quimioterapia, radioterapia u otro, se debe tener en cuenta que la alimentación es vital para que su organismo se recupere pronto, reduciendo el cansancio, ganando energía y obteniendo suficiente hidratación.

Después de tener alguna terapia es común no tener apetito; por lo tanto, se sugiere comer cosas suaves y fácilmente digeribles como son: purés con algún aporte de proteína (pollo o pescado), verduras cocidas, frutas hervidas, arroz, sopas y caldos.

El tratamiento del cáncer puede afectar el sentido del gusto y el olfato, y también alterar la digestión. Debes preferir las verduras cocidas en lugar de crudas, por lo tanto, un guiso o sopa de verduras puede ser más tentador que una ensalada. También es posible que obtengas más energía y menos náuseas si consumes cantidades pequeñas de alimentos con mayor frecuencia, en lugar de consumir tres raciones abundantes por día.

Intenta no subir de peso mediante el exceso de calorías. Ayuda a combatir el cáncer, a través del consumo de mayor cantidad de verduras, frutas, granos enteros, frutos secos, semillas y legumbres como frijoles negros y lentejas. Elije alimentos enteros de todos los colores (como verde profundo de espinaca, blanco de cebolla y así sucesivamente) para garantizar el consumo de diversos antioxidantes.

  • La dieta debe adaptarse a la situación individual de cada paciente
  • La cantidad de macro y micronutrientes debe compensar las necesidades producidas por los trastornos metabólicos que pudiera tener el paciente
  • La dieta debe ser saludable y variada, con una relación de aporte de energía entre nutrientes que debe oscilar entre un 15-20% de proteínas de alto valor biológico y un 25-30% de lípidos (no más del 10% saturados)
  • Asegurar aporte de vitaminas, oligoelementos y minerales
  • Aportar 40 mL de líquido por kg de peso/día; aumentar en caso de pérdidas por fiebre, diarrea, etcétera
  •  La dieta debe ser apetitosa y bien presentada
  • Controlar las ingestas y suplementar las comidas si es necesario, para alcanzar los requerimientos, o bien, proporcionar nutrición artificial

Estos consejos pueden ayudarte a llevar mejor el tratamiento contra el cáncer de mama y así evitar problemas por desnutrición.

¡Vive más, vive bien!

¿Qué es la mastografía?

Es un estudio que consiste en tomar una radiografía de las mamas y se realiza con una máquina de rayos X, llamada mastógrafo. Este estudio puede detectar y diagnosticar de manera temprana algunas enfermedades o alteraciones en las glándulas mamarias.

Existen dos principales tipos de mastografía:

1. Mastografía de detección: la mastografía selectiva de detección es una radiografía que se utiliza para detectar cambios en el seno en mujeres que no presentan signos o síntomas de cáncer, generalmente se requieren dos radiografías de cada seno. La mastografía ayuda a detectar depósitos de calcio en el seno o alguna tumoración que no se pueda palpar.

2. Mastografía de diagnóstico: la mastografía de diagnóstico es una radiografía que se usa para diagnosticar cambios anormales en el seno como bultos, dolor, engrosamiento, secreción del pezón o algún cambio en el tamaño o forma del seno. También se usa para evaluar o confirmar el diagnóstico de la mastografía de detección. Este estudio lleva más tiempo porque requiere más radiografías para obtener vistas desde varios ángulos.

¿Cuáles son las indicaciones para la realización de mastografía?

  • Mujeres que tengan 40 años o más se deberán hacer la mastografía cada año
  • Mujeres con antecedentes familiares (hermanas, madre o abuela) de cáncer de mama
  • Mujeres que nunca tuvieron hijos o que los tuvieron hasta después de los 30 años
  • Mujeres con diagnóstico previo de cáncer de mama
  • Mujeres que menstruaron antes de los 12 años
  • Mujeres que tuvieron su menopausia hasta después de los 50 años

Recuerda que la mastografía es una de las técnicas con las que cuentas para detectar cáncer de mama a tiempo. No la desaproveches.

¡Vive más, vive bien!

Proceso de aceptación en el paciente con cáncer de mama.

Recibir el diagnóstico de cáncer de mama es un golpe muy duro en todos los sentidos. En ese momento, todo tipo de planes a futuro desaparecen e inicia un proceso en el cual ya nos consideramos muertas. Aun sabiendo que este tipo de cáncer es curable al ser detectado a tiempo, el abatimiento puede hacer que la voluntad para iniciar o continuar un tratamiento parezca un esfuerzo inútil.

En todo proceso de aceptación, adaptación o duelo se siguen ciertas etapas; pasamos por conmoción, sorpresa o negación, como forma de protección inconsciente a algo desconocido; también rebeldía como una forma de enojo hacia los demás, hacia la vida o hacia nosotras mismas, combinado con sentimiento de culpa por no haber acudido al médico antes o hacer caso omiso a los signos de alarma.

Como consecuencia de estos estados anímicos, podemos caer fácilmente en tristeza o depresión. Aquí es muy importante el apoyo familiar y la actitud que tengamos ante la vida, necesitamos un motivo para vivir con y a pesar de la enfermedad. La aceptación de la realidad y la adaptación a un nuevo estilo de vida es necesaria para llegar al momento de asimilar que somos mucho más que la enfermedad, proceso que lleva tiempo y es un proceso normal.

Busquemos el empuje para lograr la meta de nuestro bienestar, generando una capacidad de aprender de las experiencias dolorosas, sabiendo que la enfermedad es reversible cuando se atiende a tiempo y que es responsabilidad nuestra entender lo que significa el cáncer de mama. Y si vemos que somos rebasadas, busquemos ayuda para nosotras y para nuestra familia, porque aunque existen múltiples tratamientos, la mayoría de ellos exitosos, también van de la  mano de un acompañamiento terapéutico y de aceptación.

¡Vive más, vive bien!

Alimentos protectores contra el Cáncer de Mama.

Es muy conocido el tema de los alimentos que favorecen el desarrollo de cáncer. Pero, ¿cuáles son los alimentos que debemos comer para prevenirlo? A continuación le presentamos una lista de alimentos y sus componentes, que protegen contra el cáncer.

* Naranjas: se sabe que el contenido de vitamina C que tienen los frutos cítricos es un factor protector contra varios tipos de cáncer, incluyendo el de seno

* Las uvas rojas: tiene un componente llamado resveratrol, que es de especial ayuda en la prevención del cáncer de seno

* La col: contiene, vitamina C, cisteína, glucocinolatos y sulforrafano. Estos compuestos son especialmente efectivos para disminuir el exceso de estrógenos que pueden desarrollar cáncer de seno, pulmón, estómago, ovarios, próstata y colon

* Los jitomates: contienen licopeno que es un antioxidante que ayuda a disminuir el desarrollo de tumores

* El té verde: por su alto contenido de antioxidantes

* La soya: tiene un alto contenido de isoflavoniodes, que inhiben el crecimiento de células cancerosas, principalmente en senos y próstata. La soya se puede consumir en diferentes presentaciones, por ejemplo: leche de soya, tofu (queso) y soya germinada

Recuerda que el cáncer es una enfermedad en la cual influyen muchos factores, por lo que los alimentos por sí solos no van a evitarla; es importante que, si es tu caso, realices un cambio hacia un estilo de vida más saludable. En PrevenISSSTE podemos ayudarte.

¡Vive más, vive bien!

 


Calendario PrevenISSSTE

junio 2012
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: